CICATRIZ DE LA VERGUENZA

CICATRIZ DE LA VERGUENZA

Poesia: LA CICATRIZ DE LA VERGUENZA

Autor: Marco Antonio Valencia

www.valenciacalle.com.

La cicatriz de la vergüenza

Sin música bajo el cielo azul, hay un sentimiento de destierro del paraíso. Sin poder encontrar el azar se vive extraviado en el paraíso porque no hay dolor, sino esclavitud, porque no hay sueños sino sangre púrpura de todos los hombres que faltan en las preguntas, en las miradas, en una causa. Entre la calle y el jardín pateando piedras porque no tengo ojos sino cuencas y horas para esperar. Han sido tantos los cumpleaños celebrados sin juzgar a nadie, pero con el miedo ladrando a los pies que cualquiera puede perder el juicio o le entrega las llaves del juicio a la nada.

Tener en el pecho la cicatriz de la vergüenza como respuesta al infortunio, como una luz desgarrada, producto de una enfermedad impura, los desafíos a la infamia, los odios que navegan sobre un dolor nublado. Tener en el pecho la cicatriz de un juego por honor, como los que aman combatir tanto la ruina como la gloria, sin más nada que salvar la vida de los días aburridos. Deshonrado, sin conocer la verdad, sin perdonar, sin compadecerse ir tocando los bordes de la vergüenza con las manos mojadas, como un ser invisible, como uno que se dedica a lavar con lágrimas la deshonra. O morir con dignidad, dejando que el cuchillo corte el alma sin piedad para vivir la dignidad de los que salvan a otros, de los que mueren por otros, de los que son capaces de enfrentar y matar el monstruo por otros.

Sin parpadear, en el destierro, en el drama de loa afectos, en el fondo de las sospechas, en el desafío del desprestigio por suicida se mece un héroe que nadie conoce. Era el engaño muerto de un anciano de oro, un camino tapizado por herreros, por la tragedia que promete traer justicia a las nuevas generaciones, pero nadie siente orgullo, ni parpadea de orgullo por ello.